Coronavirus: un experto proyecta los cambios que se vienen en los seguros

El mundo de los seguros se está adaptando a las nuevas realidades de la sociedad. Aunque está germinando una profunda crisis económica que complicará que muchos ciudadanos accedan a pólizas de aseguramiento, la actual emergencia también puede sentar las bases de un negocio más cercano y eficiente con las personas y las empresas.

Por ejemplo, para la suscripción de los planes de salud y las pólizas de vida se está realizando por parte de AXA Colpatria una evaluación del estado de salud del cliente. "Este proceso de evaluación se está realizando durante la contingencia a través de cuestionarios virtuales, remisión de historia clínica y últimos exámenes de laboratorio, o de entrevista telefónica en la que un profesional de la salud indaga por el estado actual de cada persona", explicó la compañía.

Las compañías de seguros tendrán que adoptar nuevas estrategias comerciales más alineadas con las actuales tendencias. En el caso de los seguros de salud que ofrece AXA, el trabajo en casa impulsado por el estado de emergencia declarado ha ofrecido una oportunidad muy interesante de simplificación de los procesos para adaptarlos a mecanismos digitales en tiempo récord.

"Eso nos ha impulsado a innovar en procesos como afiliación y renovación de planes de medicina prepagada y pólizas de salud, así como en servicios como teleconsulta, videoconsulta y gestión de autorizaciones médicas, entre otros", dijo la fuente de la compañía de seguros.

Pero también cambiará la forma en que se miden algunos riesgos. Esa responsabilidad recae en un actuario de seguros, que generalmente son personas muy entrenadas en algoritmos, proyecciones y bases estadísticas sofisticadas. 

El director de ACTactuarios, Juan Felipe Restrepo, contó detalles de algunos de esos cambios que se vienen en la era poscovid-19.
 

¿La expedición de pólizas será más digital?

Definitivamente sí. De hecho, las aseguradoras ya venían migrando hacia expediciones digitales, pues son más seguras y siempre dejan huella para controles posteriores.

¿Las calificaciones del riesgo de las aseguradoras resultarán afectadas?

Las aseguradoras son entidades preparadas financieramente para este tipo de eventos, tienen reservas y márgenes de solvencia suficientes para afrontar estas catástrofes. Además, tienen procesos de dispersión de riesgo con reaseguradores extranjeros que igualmente, por regulación, están bien reservados.  

Sin embargo, en este contexto saldrán mejor calificadas las que tengan mejores planes de contingencia, las más preparadas para el teletrabajo y tal vez las que tengan una base de clientes más corporativa, pues es posible que los clientes personas naturales entren en dificultades de caja y prefieran atender otras urgencias económicas antes que renovar sus pólizas de seguros.

¿Este tipo de virus será una vertical en el diseño de productos y servicios de aseguramiento?

Se pondrán a prueba las coberturas catastróficas con que cuenta cada aseguradora. Además, llevará a reguladores y aseguradores a pensar en coberturas y formas de pago de largo plazo para sus clientes. Es decir, hoy en día la mayoría de los contratos de seguros tienen una duración de un año y después tanto asegurado como aseguradora quedan en libertad de renovar. Se necesitan contratos de transferencia de riesgo más complejos y de más largo plazo, de manera que puedan absorber los efectos de una pandemia como esta.
 

¿Las fábricas e industria tendrán que acreditar protocolos de bioseguridad?

Definitivamente sí. Tal vez se va a profundizar aún más la diferencia entre empresas informales y las formales que, además, pueden acreditar protocolos de salud, bioseguridad, seguridad en el trabajo, elementos de protección, etc.

 
 

¿Negocios de seguros de salud y vida se ajustarán a la nueva realidad?

Lo que hemos analizado en ACTactuarios es que la pandemia no va a tener una incidencia significativa en los seguros de vida. Me explico: el aumento en las muertes por causa de la covid-19 no alcanzará a afectar la mortalidad general del país y mucho menos la mortalidad de los asegurados, pues el incremento en muertes por pandemia alcanza incluso a ser compensado por la disminución de accidentes de tránsito, accidentes en el trabajo y enfermedad general en estos tiempos de desaceleración de la actividad económica.   

En salud va a darse una paradoja, pues las aseguradoras van a tener recursos para pagar los tratamientos, pero las clínicas van a estar colapsadas y no van a poder atender a todos los pacientes. En consecuencia, los seguros de salud tienen un espacio para innovar.
 

¿Las utilidades de las aseguradoras podrían aumentar en el largo plazo por más demanda de este tipo de productos?

Está comprobado que después de un terremoto, un huracán o en este caso una pandemia, los ciudadanos aumentan la demanda por seguros. Si los aseguradores aprovechan el momento, pueden incrementar sus ganancias en el largo plazo.

¿La innovación en asuntos de epidemias será variable fundamental del sector asegurador?

Yo creo que sí, las aseguradoras ofrecen certeza y tranquilidad financiera y mental, justo lo que busca la gente en estos tiempos.
 

¿Cuáles son los nuevos negocios de aseguramiento: ¿soat para bicicletas?, ¿cambios en reglas de juego de pólizas de viajeros en avión y transporte intermunicipal?

El seguro será masivo, estará incluido por defecto en cada transacción. Incluso antes de la pandemia el seguro está dejando de ser suntuario en Colombia. En seguros existe todavía una brecha grande entre países. Por ejemplo, en Japón se da por descontado que todo está asegurado. En Colombia todavía nos queda mucho camino por recorrer.

¿El carné de vacunación será tan importante como la licencia de conducción?

Eso tal vez es más de médicos que de aseguradores. En mi concepto, las cosas volverán a su curso normal: se encontrará una vacuna a este virus y la vida seguirá su ritmo.
 

¿Las condiciones de las coberturas serán variables y no fijas en el tiempo?

Sí, los riesgos tienen sus propios ciclos de tiempo. Entonces, por ejemplo, el contrato de un año para asegurar el carro será obsoleto. Podría aparecer un seguro que cubra todas las contingencias que pueda tener una persona: enfermedad, fallecimiento, accidentes del vehículo, incluso el divorcio.  

De hecho, en nuestra firma estamos ayudando a aseguradoras a definir sus perfiles de riesgo futuros y haciendo pruebas de estrés que antes nadie solicitaba. Además, estamos llevando las prácticas de mutualidad a otras industrias que ven las ventajas de fijar precios sensibles a la incertidumbre.

 

 

 

Categorias relacionadas

Lorem ipsum dolor sit amet con éxito.

Lorem ipsum dolor sit amet con error.